MUSEO POMPIDOU

El día 28 de Marzo se abrió en Málaga el nuevo museo Centre Pompidou. La idea es ofrecer al público, durante varios años, un recorrido por obras de referencia de la colección del Centre Pompidou y acompañarlo de una programación de exposiciones y talleres para el público joven. Tiene como objetivo abrir el arte de nuestro tiempo al público más amplio posible.

Consta aproximadamente de unas setenta obras, de las que os comentaré las que más me llamaron la atención.

museo pompidou (1)

Se encuentra en el Muelle 1 y es imposible no verlo porque está coronado por una gran claraboya con forma de cubo, hecha de acero y cristal, que actúa a modo de lucernario visible y da nombre al conjunto.

museo pompidou (8)

Como la mayoría de los museos, es caro (ver tarifas en la página oficial del museo), pero para ello nos podemos aprovechar de que los domingos a partir de las 16:00 es gratis. Os recomiendo ir con al menos quince minutos de antelación a la hora, para que no tengáis que esperar largas colas.

La visita se divide en dos partes: exposición permanente y exposición temporal.

Entramos y nos recibe una miniatura del Centre Pompidou de París, el padre de nuestro Pompidou. No os voy a negar que a mí me da la impresión de ser una fábrica más que un museo.

museo pompidou (22)

Bajaremos por unas escaleras amplias en forma de pasillo para bajar a la planta -1, donde se encuentra la exposición permanente.

museo pompidou (25)

Giramos a la izquierda y nos reciben unas monstruosas caras.

museo pompidou (33)

No comprendemos muy bien la obra, así que leemos la descripción. Así nos enteramos que es una obra del francés Pierrick Sorin. Cada retrato es en realidad un collage, obtenido por la manipulación digital, de fragmentos de rostros de personas de diferente sexo, edad y nacionalidad. De ahí ese resultado tan monstruoso.

collage pompidou (2)

Pasamos a la sala Metamorfosis donde encontramos una figura hecha por Picasso. Os doy una pista, es la cabeza de una mujer, ahora os dejo buscándola.

museo pompidou (41)

Sé que las mujeres podemos ser complejas, pero esta obra me parece exagerar un poco.

Otra de las obras de esta sala que me llamó mucho la atención fue el cuadro de John Currin. Es curiosa la visión de las mujeres marroquíes que tienen en EEUU.

museo pompidou (46)

Continuamos andando y pasamos a la sala llamada “Autorretratos”. Nada más entrar no podréis evitar fijaros en este cuadro que, según mi inexperta opinión, es Freddie Mercury con un vestido de cuero negro a lo Conchita Wurst.

museo pompidou (52)

Por sorprendente que os parezca, es un cuadro de 1937 pintado por Eduardo Arroyo, un pintor español. Representa a un bailaor flamenco vestido de mujer en una postura cinematográfica. Supone un retrato mordaz de la sociedad española bajo el franquismo.

A pesar de ser el cuadro más pequeño de la sala, también es especialmente llamativo el autorretrato de la pintora y poetisa mexicana Frida Khalo.

museo pompidou (55)

Pasamos a una sala intermedia donde encontramos una inmensa obra en movimiento y bastante tétrica. Es una obra del suizo Jean Tinguely. Aunque os cueste creerlo, es un autorretrato del autor realizado tres años después de haber estado al borde de la muerte. Representa sus terrores infantiles frente a los disfraces y las máscaras. Y la verdad es que un poco de miedo sí que da.

museo pompidou (63)

La siguiente sala es “El Hombre sin rostro”, donde podremos ver diversas pinturas y esculturas presididas por un inmenso cuadro que cubre todo un testero de personas, cómo no, sin rostro.

museo pompidou (71)

¡Atención! La siguiente sala que visitamos, “El cuerpo político”, no es apta para personas muy amantes de los animales o fácilmente impresionables. ¿El motivo? Nada más entrar, nos recibe el vídeo de la artista Sigalit Landau, totalmente desnuda en la playa “jugando” con un hula-hoop hecho con alambre de espino. Mientras más se acerca la imagen, más vemos las heridas y llagas que ese alambre hace en su piel. Representa el encerramiento y el desgarro en superposición a la inocencia del juego.

museo pompidou (76)

Si esta imagen os resultó impactante, los amantes de los animales no soportaréis seguir adentrándoos en la sala. Una inmensa colección de pájaros disecados, y vestidos con prendas de punto elaborada por ella misma (Annette Messanger), componen la obra de esta mujer.

museo pompidou (82)

Son varias vitrinas que documentan su vida diaria, y algunas de ellas encogen el corazón, como este gorrión en la bañera. Según explican, pone en juego la felicidad y el drama de la vida cotidiana entre locura y fantasía (y la verdad es que para hacer esto, un poco loco sí que hay que estar).

museo pompidou (86)

Salimos de esta sala y entramos en una diminuta. Es es una obra de Christian Bolsatanki. La ropa aparece como un despojo que evoca la desaparición y la necesidad de recuerdo. Tras esta muchedumbre, cuya ausencia está simbolizada por la ropa, reconocemos el Holocausto.

museo pompidou (92)

Y así llegamos a la sala “Cuerpos en Pedazos”, con la exposición más llamativa de todo el edificio. La obra de Kader Attia se compone de 102 esculturas de aluminio comprimido que escenifica una asamblea de mujeres en posición orante.

museo pompidou (102)

Estas formas vacías evocan la falta de humanidad de una sociedad constituida por entidades fantasmagóricas.

museo pompidou (103)

Continuamos la visita subiendo a la primera planta desde la que partimos.

museo pompidou (113)

La exposición temporal que encontramos es de Joan Miró. Según leemos en la información, Miró consideraba que no sabía dibujar, por ello reinventó el dibujo por completo. Viendo su obra, muchas de las cuales me recuerdan a dibujos de mi sobrino, sí que parece que no sabía dibujar.

collage pompidou (1)

Son muchas más las obras que podemos encontrar en el Centre Pompidou. Yo fotografié sólo algunas y os he mencionado las que más me llamaron la atención. La verdad es que acostumbrada a los museos, me sorprendió mucho que el Museo Pompidou permita hacer fotos de sus obras.

Os aconsejo que, aunque sea verano, os llevéis una rebeca o algo de abrigo, porque dentro del edificio hace mucho frío.

Soy una persona que, sinceramente, no comprendo el arte moderno, por lo que en más de una ocasión me resulta cómico. Mis respetos, ante todo, a las personas que tienen una opinión diferente a la mía.

Sin duda encontramos un tipo de arte moderno que difícilmente te dejará indiferente, por lo que os recomiendo su visita. 

Para ver más fotos, pinchar aquí.

Visita realizada el 24/05/2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s