DÍA 3: BILBAO – TOURS

3 de Agosto de 2015

Salimos de Bilbao a las 7:00, nos espera otro largo día de coche parar llegar a Tours.

De nuevo vimos las opciones mediante el GPS de usar o no autopistas de peaje. En caso de no usarlas, el camino de Bilbao a Tours era de más de 10 horas, y si la cogíamos, algo más de 6, así que, dado que queríamos visitar Tours ese día, nos tocó de nuevo pagar, y en este caso, mucho. La autopista de Bilbao a la frontera con Francia (suma de tres tramos) fueron 13.19 €, y la autopista desde la frontera hasta Tours (suma de seis tramos) fueron 46.40 €. Sale caro ahorrarse horas de viaje…

Entre senderismos y rutas en moto, echamos muchas horas en la carretera y estamos acostumbrados a la mala conducción española. Nos sorprendió muchísimo comprobar que en Francia los conductores son muy educados y en todo momento circulan por el carril derecho, salvo para adelantar, y después vuelven enseguida al carril derecho. Esto nos facilitó muchísimo el camino hasta Tours ya que hizo el viaje más ligero.

Comimos en un área de descanso a las 13:00. Ahí empezamos a asustarnos al comprobar que no sólo no entendían ni papa de español, sino que tampoco entendían inglés. Continuamos el viaje y pillamos, por un camión averiado, una retención de media hora.

A las 16:00 por fin estábamos en nuestro hotel de Tours. En la zona de alrededor tenía aparcamiento de pago que terminaba a las 18:30, el primer día pagamos 4 euros (para llegar hasta el final del tramo horario) y lo dejamos allí. Los aparcamientos de pago están marcados con la palabra “Payant”.

Tours

Al día siguiente descubrimos que un pequeño tramo de calle, justo al lado del hotel, no era de pago, y lo estuvimos dejando allí el resto de los días en Tours.

Nuestro hotel (Ibis Styles Tours) estaba, según la chica de recepción, a 40 minutos andando del centro, así que como queríamos ver el centro de la ciudad, tomamos el tranvía: 3.20 € nos costó (bastante caro, por lo que ya no lo tomamos más). Compras los billetes en la máquina y después los pasas por la máquina de validación dentro del tranvía (no había ningún tipo de control en el pago; creo que en España sería inviable este modo de funcionamiento).

tranvia tours

Nos bajamos en pleno centro y nos dispusimos a comenzar la visita.

Nuestra primera parada es el Grand Théâtre – Gran Teatro. Y lo de “Gran” es literal, ya que me fue imposible abarcarlo en la foto. Se veía grandioso.

Tours - Gran Teatro (5)

Corrimos hacia la Catedral de Saint Gatien con la esperanza de encontrarla abierta y así fue. Solo verla por fuera nos impactó por su grandiosidad.

Tours Catedral St Gatien (27)

Se empezó a construir en la primera mitad del siglo XIII, pero las obras no acabaron hasta dos siglos más tarde. Por ello se pueden apreciar distintos estilos góticos, desde el primitivo hasta el flamígero. Esa evolución es claramente visible al contemplar la fachada, cuyo gótico va evolucionando progresivamente, hasta la coronación.

catedral de san gatien

Es un templo completamente rodeado de vidrieras, a cada cual más bonita, lo que hacía que no pudieras de dejar de mirar hacia arriba.

catedral san gatien vidrieras

A pocos metros se encuentra el Castillo. 

castillo de tours

El edificio actual es una parte de la gran fortaleza anterior, cuyo origen se remonta a la época carolingia. La obra fue ampliada en el S. XI por una construcción que se apoyaba en la muralla galo – romana, donde destacaba un gran salón y una torre cuadrada. En el siglo XIII tomó la forma de un cuadrilátero en cuyos ángulos figuraban cuatro torres cilíndricas.

Bajamos por la Calle Rue Colbert, llena de tiendas y sitios para comer, en busca de la Iglesia de San Julián (cerrada).

Tours - San Julian

De nuevo vamos en busca de otro templo, en este caso la Basilique St. Martin – Basílica de San Martín, la cual se encontraba abierta.

Tours - Basílica de San Martín (3)

Es una iglesia de estilo romano – bizantino, de cierto interés, con una cripta en la que se halla una reconstrucción de la tumba de San Martín.

basilica san martin enterramiento

Nos llamó mucho la atención encontrar en esta cripta una inscripción por la donación de una asociación sevillana.

Tours - Basílica de San Martín (24)-001

En el edificio destacan sus robustas columnas de granito pulido y una excelente iluminación, merced a la hilada de ventanales sobre los que descansa una poderosa cúpula, coronada por una estatua del santo.

basílica de san martin

Justo al lado encontramos la Tour de Charliemagne – Torre de Carlomagno.

Tours - Torre de Carlomagno

La torre forma parte de la antigua basílica dedicada a San Martín, construida en los siglos XI-XIII sobre la tumba de Liutgarda, tercera mujer de Carlomagno (si os fijáis en la parte superior de la torre, hay una escultura de él).

A pocos metros está la Torre de Horloge, que es el otro resto de la antigua Basílica.

Tours - Torre de Horloge (2)

Nos dirigimos ahora al centro social de Tours, la Plaza Plumereau. Los edificios de la Place Plumereau destacan por sus características estructuras de madera (a colombage) y sus saledizos típicos del medievo. Se torna en un bullicioso centro de reunión con animadas cafeterías llenas de vida hasta bien avanzada la noche.

Tours - Plaza de Plumereau (26)

Os recomiendo no quedaros en la plaza únicamente y dar un paseo por los alrededores, ya que encontraréis rincones con mucho encanto.

alrededores plaza plumereau

Y mininos cariñosos.

Tours (134)

Estando allí vimos esta “galletería” y no pudimos evitar entrar y comprarnos unas cuantas. ¡Todas buenísimas!

galleteria tours

Bajamos por la Rue National para ver la Iglesia de San Gregorio de Minimes.

Tours - Iglesia San Gegorio de Minimes

Y justo enfrente la Eglise Réformée – Iglesia Reformada. 

Tours - Iglesia Reformada (1)

Nos dirigimos ahora a visitar el Jardin de la Préfecture – Jardín de la Prefectura. Muy bonito, aunque sólo está abierta para la visita una parte. De noviembre a marzo de 9:00 a 17:30; de abril a mayo de 9:00 a 19:00; y de junio a septiembre de 9:00 a 20:00.

jardin de la prefectura

Cruzamos la calle para acercarnos a ver la Gare Routière – Estación Routiere, la cual habíamos visto en la bajada en tranvía.

estacion routiere

Nos disponemos a visitar ahora el Hôtel de Ville – Ayuntamiento. Fue construido en el siglo XIX por Victor Laloux. Es un monumento de tamaño algo desproporcionado para la plaza en la que se encuentra, pero es realmente imponente.

Tours - Ayuntamiento

Y justo al lado el Palacio de Justicia. 

Tours - Palacio de Jusiticia (1)

Como teníamos tiempo de sobra, fuimos a buscar dónde cenar en los alrededores de la Plaza Plumereau y nos decidimos por la crepería “La Bigouden” en la Rue ou Gran Marche.

creperia la bigouden

Pedimos dos galettes un poco a ciegas, sin saber qué eran. Es más o menos como un crêpe salado, aunque la masa no es tan fina como la de los crêpes sino un poco más crujiente y consistente.

gallete cena

Había sido un día largo de nuevo, con madrugón, muchos kilómetros en coche y otros tantos a pie. Aún así, decidimos volver andando y comprobamos que, a buen ritmo, sólo tardamos 25 minutos en llegar al hotel (y no 40 como dijo la chica de la recepción).

Podéis descargar el plano de Tours aquí.

Al día siguiente comenzaríamos a ver los Castillos del Loira.

DÍA 4: CASTILLO D’USSÉ, CASTILLO DE VILLANDRY Y CASTILLO DE LANGEAIS

ÍNDICE DEL VIAJE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s