CÁRTAMA

Hoy nos apetecía un plan tranquilo y cercano para pasar el domingo, así que decidimos ir a Cártama. Ese pueblo que todos conocemos desde la carretera, pero que yo no había visitado nunca.

Lo encontramos con una feria medieval, pero al ser a mediodía apenas había nada montado.

Primero fuimos al centro del pueblo donde encontramos la Casa de José Gonzalez Marín.

Cártama (2)

En esta casa, este poeta y rapsoda nació (1889) y murió (1956).
Tras su paso por el Seminario comenzará los estudios de Derecho, que alterna en su juventud con la actuación en Teatro, donde llega a ser intérprete de cierto éxito en la compañía de la célebre María Guerrero. Su verdadera vocación la descubrirá, sin embargo, años más tarde.

Cártama (3)

Destacará como rapsoda, organizando giras por toda España y Latinoamérica, donde la elegancia de su recitación le granjeará el favor del público y de numerosos intelectuales como Ramón María del Valle Inclán, José María Pemán o Jacinto Benavente, manteniendo incluso una estrecha amistad con varios miembros de la Generación del 27 como Rafael Alberti , Ignacio Sánchez Mejías o Federico García Lorca, que lo visita en su casa de Cártama y entabla una profunda amistad con él. En 1936 se ve obligado a huir de España por unas polémicas declaraciones contra el gobierno del Frente Popular realizadas en Madrid al término de una de sus actuaciones. Durante las décadas de 1940 y 1950 continúa su exitosa carrera, siendo, tal vez, el único intelectual en recitar obras del genial autor granadino Federico García Lorca. A lo largo de su vida, José González Marín fue nombrado miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo de Málaga, recibiendo numerosas distinciones y homenajes.

De allí nos dirigimos a la Plaza de la Constitución, hasta arriba de puestecillos y con un escenario montado. Vamos a visitar la Iglesia de San Pedro Apóstol.

Cártama (72)

Esta iglesia data, según una inscripción que se encuentra en su fachada principal, del año 1502. Como era habitual en la Málaga cristiana, esta basílica se erigió sobre lo que antes había sido una mezquita musulmana.

Cártama (44)

Consta de tres naves con cubierta de artesonado mudéjar. En ella se unen elementos góticos, mudéjares y renacentistas. En el exterior destaca la torre de planta cuadrangular que consta de tres cuerpos rematados con una cubierta de teja árabe, figurando en cada ángulo una especie de pináculo como elemento decorativo.

Cártama (12)

Os recomiendo que veáis de cerca el artesonado mudéjar sobre el altar mayor.

Cártama (34)

Posee una amplísima obra de imaginería.

Iglesia de San Pedro (Cártama)

Pero sin duda lo que más nos llamó la atención fue una curiosa máquina expendedora que encontramos. He perdido la cuenta de la cantidad de iglesias que hemos visitado ya, pero en absolutamente ninguna hemos visto antes una ¡MÁQUINA EXPENDEDORA DE VELAS!

Cártama (29)

En la plaza de la Constitución encontramos una fuente de 1976 llamada “Pilar Alto”. Según comentó una anciana del pueblo, esa fuente sólo lleva agua cuando llueve.

Cártama (51)

Entramos por el arco que se encuentra a su derecha para ir en busca de más arcos: Los Arcos Romanos: Puente y Acueducto. 

Cártama (54)

Las comunicaciones entre Cártama y Alhaurín el Grande en la antigüedad se realizaban a través de una calzada romana que unía ambos pueblos. Aún se conservan restos de esta vía como el puente y el acueducto.

Cártama (61)

El puente está formado por un arco escarzano formado de ladrillo. Su base es de sillarejo con una altura algo superior a los dos metros. Por las dimensiones y estructura del acueducto se cree que su misión sería la de trasvasar el agua desde un nacimiento cercano hacia el pueblo.

Nos dirigimos a visitar el Ayuntamiento, que está en la Calle Juan Carlos I.

Cártama (71)

Para llegar a él encontramos la calle llena de puestecillos y decorada con banderines.

Cártama (68)

Ahora toca la parte más “dura” de la visita: subimos a visitar la Ermita de Los Remedios y las Ruinas del Castillo Árabe.

FOTO PORTADA

Para acceder a la ermita hay que recorrer un sinuoso camino, siempre en pendiente, en el que podemos ir parando para leer los carteles de azulejos que nos cuentan el pasado de Cártama.

Carteles históricos subida a la Ermita de los Remedios (Cártama)

La subida a buen ritmo y sin parar se hace en unos 10 ó 15 minutos, pero hay que avisar del buen desnivel a superar (vi a más de una persona pasarlo mal en la subida). No hay que olvidar que la subida es una cuesta empedrada, por lo que cuñas, zapatos de tacón, sandalias finas… no son el mejor calzado.

Cártama (156)

La existencia de la Ermita de Los Remedios se constata desde el siglo XVI, fecha que coincide con la aparición de la Virgen en el lugar y las noticias de una epidemia de peste en Cártama, cuando la Virgen fue sacada en procesión y, al poco tiempo, cesaron las enfermedades, por lo que se le concedió el nombre de la Virgen de Los Remedios.

Cártama (100)

El edificio actual no es el de aquellas fechas, ya que el Camarín de la Virgen y la espadaña de la Ermita son de finales del siglo XVII y principios del XVIII, siendo la decoración interior de estilo neobarroco. En consecuencia, combina una sencilla arquitectura popular con el recargamiento barroco de su decoración interior y del camarín – torre.

Cártama (111)

Consta de una sola nave a la que se accede a través de un pórtico cubierto por tejadillo a tres aguas. En su portada destaca el arco de medio punto entre pilastras que sostienen un entablamiento interrumpido por el anagrama de María. La cubierta es de bóveda de medio cañón con decoración dorada sobrepuesta y medallón central, que se apoya sobre pilastras de capiteles dóricos.

Cártama (117)

En septiembre de 2004, la Junta de Andalucía declaró todo el conjunto como Bien de Interés Cultural, estableciendo un entorno de protección de 77.600 metros cuadrados de suelos rústicos y urbanos en la colina del Monte de la Virgen, sobre la que se emplaza el monumento.

Cártama (109)

A pocos metros encontramos el Castillo Fortaleza de Cártama.

Cártama (126)

Tras salir de la Ermita, seguimos subiendo y a pocos metros, a la derecha y tras un montoncito de piedras, está el sendero de subida al castillo.

Cártama (152)

El Castillo Fortaleza ha sido el testigo mudo de la historia de Cártama desde sus primeros pobladores, en el siglo X.

Cártama (129)

En su parte más alta se extiende de este a oeste formando una especie de rectángulo, con predominio de torres cuadradas, excepto una que mira al sur de forma semicircular.

Cártama (144)

En el centro destaca el aljibe de planta rectangular, excavado en la roca y estucado, cubierto por una bóveda horadada para el paso del agua de lluvia.

Cártama (138)

Por sus dimensiones se estima que podría abastecer a unas dos mil personas.

Cártama (172)

En cuanto a los materiales empleados están la argamasa y, a veces, hay trozos recubiertos de piedras medianas e irregulares junto a piedras pequeñas dispuestas en hiladas horizontales. En las esquinas de las torres aparecen ladrillos alternados con piedras irregulares.

Las vistas desde el castillo son espectaculares.

Panorámicas Cartama (2) Panorámicas Cartama (3)

Aquí finalizamos nuestra visita. En una hora y media lo vimos todo, por lo que podéis ir a ver el pueblo y estar en casa a la hora de comer.

Como siempre os dejo con las mascotas del pueblo.

perros y gatos de cartama

No había plano turístico de Cártama, así que he elaborado un plano. Para descargarlo, pinchar aquí.

Para ver más fotos, pinchar aquí.

Visita realizada el 20/09/2015.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s