ALFARNATEJO – RIOGORDO

ALFARNATEJO

Teníamos ganas de visitar este pueblo ya que una vez nos quedó pendiente por falta de tiempo, tras visitar Alfarnate.

Llamarle “pueblo” es quizá mucho ya que apenas tiene unas cuantas calles, pero sus gentes son de lo más encantadoras y merece la pena pasear por él.

Nada más llegar paramos para visitar el Parque Municipal Miguel Alba Luque. Debe su nombre al  alcalde republicano de Alfarnatejo al que dieron muerte los sublevados en 1937.

Alfarnate (20)

A pesar de no ser más que un parque infantil, las vistas que ofrece hacen imprescindible su visita.

Alfarnate (15) Alfarnate (16)

Tras ver el parque, nos adentramos en el pueblo y visitamos su ayuntamiento. Hemos visto muchos ayuntamientos de pueblos, pero ninguno con tanto aspecto de casa particular como éste. Si no fuera por las banderas, casi podría pasar por una vivienda más.

Alfarnate (30)

Un poco más adelante se encuentra la Iglesia del Santo Cristo de Cabrilla

Alfarnate (77)

La iglesia, que data del siglo XVIII pero fue reconstruida en 1977, se sitúa en la parte más alta del pueblo y es conocida como del Santo Cristo de la Cabrilla.

Alfarnate (45)

Esta iglesia sobresale por entre las casas y construcciones del núcleo urbano de Alfarnatejo, y para lo pequeño que es el pueblo, posee una amplia colección de imaginería.

imágenes Iglesia del Santo Cristo de Cabrilla Alfarnate

Especialmente bonito es el Vía Crucis pintado a mano sobre madera.

Via crucis Iglesia del Santo Cristo de Cabrilla Alfarnatejo

Fue construida con estructura de planta sencilla que responde al tradicional modelo rectangular con dos naves, separadas por arcos de medio punto.

Alfarnate (42)

En el exterior, destaca la torre cuadrangular y maciza, construida en ladrillo cocido al estilo mudéjar.

Alfarnate (39)

Pocos metros más arriba de la iglesia se encuentra una fuente pública y antiguo lavadero, llamada el Pilar.

Alfarnate (82)

Tras visitar los puntos más destacados, aprovechamos para andar por el pueblo y sus calles amplias y de casas blancas.

Alfarnate (90)

Donde observamos que a algún que otro vecino le gustan tanto los perros Yorkshire que los pone de decoración.

Ruta Motera Alfarnatejo y Riogordo (59)

Os dejo con el motivo por el que a los vecinos de Alfarnatejo se les llama tejones. Una leyenda apunta a que el origen de los apodos de Alfarnate (patancos) y Alfarnatejo (tejones) tenga más de leyenda que de base histórica. Según la tradición, en el único camino que unía las dos localidades cayó una piedra de considerable tamaño como consecuencia de unas fuertes lluvias, de modo que el paso quedó interceptado. Para dejarlo libre, la gente de Alfarnate decidió llevar hierros y palos para utilizarlos a modo de palancas, en tanto que los de Alfarnatejo aportaron picos y palas con la intención de socavar el terreno (como excavan los tejones), y hacer que la piedra rodara monte abajo, método éste que al final resultó ser el más efectivo, porque la piedra, efectivamente, cayó por su propio peso hasta el valle donde todavía permanece, según se dice. En el escudo del pueblo aparece pues el tejón y un molino ya que su nombre es un diminutivo de la palabra “al-farnat”, la misma de la que proviene Alfarnate, cuyo significado es “molino de harina”.

Alfarnate (99)

Os dejo con las mascotas y animales del pueblo.

mascotas alfarnatejo

Para descargar el plano de Alfarnatejo, pinchar aquí.

Para ver más fotos del Alfarnatejo, pinchar aquí.

RIOGORDO

Es conocido por su representación de la Pasión de Cristo en Semana Santa llamada “El Paso”, pero nosotros queríamos conocer el pueblo en sí.

El nombre de este municipio hace referencia a las aguas pesadas o “gordas” del río. No es normal que el pueblo tome el nombre del río sino lo contrario, pero en este caso, quizás debido a la dependencia que la villa tiene de su río, de él tomó su nombre.

Aparcamos nuestra moto y nos dispusimos a visitar la Iglesia de Nuestra Señora de Gracia.

Ríogordo (1)

Data del año 1490. Se levanta sobre una planta basilical con dos naves. Por desgracia, nos comentaros las vecinas que los domingos no hay misa, ni se abre la iglesia, por lo que no pudimos verla por dentro.

Ríogordo (17)

En la plaza de la iglesia se encuentra un busto del Deán José Antonio de Rojas y Solís.

Ríogordo (19)

Pocos metros más arriba de la iglesia se encuentra el Museo Etnográfico Municipal.

Ríogordo (23)

Es este un museo muy interesante y que me gustó muchísimo, ya que nos traslada, nada más cruzar la puerta, a la época de nuestros abuelos.

Ríogordo (34)

Encontramos todo lo relacionado con el mundo del aceite: tinajas, bodegas, molino de aceite…

Ríogordo (29)

Ríogordo (36)

Aunque sin duda, lo que más me gustó del museo fue la recreación de una casa típica antigua, con su salón, su cocina y el dormitorio (os recomiendo ver el álbum de Riogordo).

Ríogordo (39) Ríogordo (43)

En la segunda planta encontramos lo que llaman capilla: una habitación con una cúpula de ladrillo en una habitación circular compuesta por tramos de dos columnas con mosaicos representativos del Paso de Riogordo.

Ríogordo (44)

Tras ver la recreación de la casa, de techos bajos y habitaciones pequeñas, esta habitación impresiona.

PANO_20151101_122504

La visita finaliza en una exposición de arte contemporáneo. Sin duda, la obra que más nos llamó la atención fue ésta. Tuvimos que leer el cartel para saber qué animal representaba: un cerdo.

Ríogordo (48)-001

La entrada es libre y gratuita, y sus puertas permanecen abiertas los viernes, sábados, domingos y días de fiesta, de 11 a 14 horas y de 17 a 20 horas.

Volvemos sobre nuestros pasos y nos dirigimos a visitar otros puntos de interés del pueblo, como el Puente del Olivar desde el parque Vera del Río.

Ríogordo (58)

Nos dirigimos ahora a la Ermita de San Sebastián, conocida también como la de Jesús Nazareno.

Ríogordo (65)

Fue edificada a finales del siglo XVII y documentada desde julio de 1681. Es una curiosa edificación ubicada dentro del casco urbano, erigida sobre una sola nave cubierta por bóveda de cañón con lunetos ricamente decorados. La capilla mayor es de base cuadrada con cerramiento de bóveda de aristas, frente al coro de balaústres de madera.

Ríogordo (74)

Quizás lo más destacable sea el Camarín de Nuestro Padre Jesús Nazareno, auténtica joya arquitectónica del barroco. El camarín data de la primera mitad del siglo XVIII, y se relaciona con la arquitectura de la sacristía de la Cartuja de Granada y obras de Priego de Córdoba.

Ríogordo (70)

Aparte de la belleza de esta figura y su camarín, lo que más nos llamó la atención fue la historia de este Jesus Nazareno: “Una leyenda llena de gran sentir religioso, relata que en el traslado de la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Antequera a Vélez-Málaga, los hombres que la transportaban decidieron hacer noche en Riogordo. Pensaron que lo más acertado sería dejar durante la noche la imagen de Jesús en la ermita de San Sebastián, por tratarse de una talla sagrada. Al decidir continuar la marcha a la mañana siguiente, se encontraron con la sorpresa de que era imposible levantar la imagen, pues algo sobrenatural la fijaba al suelo. No fue suficiente la ayuda de más hombres para lograr moverla del sitio en el que se encontraba. Estaba claro que Jesús había manifestado su deseo de quedarse en este pueblo. Este extraordinario hecho provocó que la ermita, a partir de este acontecimiento, tomara el nombre de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Desde entonces, se le profesa una gran devoción”.

Continuamos la visita en el Ayuntamiento.

Ríogordo (9)

Encontramos la Casa de Antonio Muñoz Sánchez, conocido como el Cura Guerrillero de Riogordo en la Guerra de la Independencia.

Ríogordo (13)

En nuestro plano aparecía señalado como punto destacado el Parque de las Tres Cruces. Sinceramente, esperaba encontrar algo más que un parque más bien pequeño con tres minúsculas cruces.

Ríogordo (84)

Con este parque finalizó nuestra visita, aunque como digo siempre, merece la pena pasear por las calles del pueblo puesto que podemos encontrar rincones muy bonitos.

Ríogordo (4) Ríogordo (10)

Me despido de este pueblo contando otra de las curiosidades. Según cuentan los mayores, si un mozo pretendía a una moza y quería formalizar sus relaciones, debía ir a casa de la pretendida y sin previo aviso sentarse en una silla frente a su puerta. Esta operación la debía repetir tres días consecutivos; si al tercer día la moza pretendida no había salido a recibirlo, se entendía que a ella o a su familia no le interesaba el muchacho; por el contrario, si era de su agrado, salía a su encuentro, con lo que se entendía que podía darse por consentido el inicio de una relación: ya eran novios.

Os dejo con las mascotas del pueblo.

mascotas riogordo

Para descargar el Plano de Riogordo, pinchar aquí.

Para ver más fotos de Riogordo, pinchar aquí.

Ver entrada Ruta Motera Alfarnatejo-Riogordo

Visita realizada el 01/11/2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s