DÍA 1: MÁLAGA – BANGKOK

20 de Marzo de 2016

Comienza nuestro periplo por Tailandia.

Cogimos los vuelos con la compañía Air France: Málaga – París – Bangkok.

El vuelo más largo era, evidentemente, el de París – Bangkok, con una duración de 11 horas. Tuve la suerte de poder estar en ventanilla y disfrutar de las vistas durante el viaje.

vuelo

El avión en el que viajamos hasta Bangkok era un Boeing 777, y estaba bastante bien. Tiene una pantalla multimedia integrada en el respaldo del asiento delantero, y en esta pantalla podemos jugar a videojuegos, leer noticias, ver las vistas desde las cámaras externas del avión, comprobar cómo de avanzado va el vuelo o ver películas y series (aunque dobladas en español latinoamericano), y también tiene un puerto USB donde poder cargar el teléfono móvil o pinchar un pendrive para ver tus propias películas, series y canciones (aunque esto último no pudimos comprobarlo porque no llevábamos ningún archivo multimedia en pendrive para ver si se reproducía sin problemas).

avion air france a bangkok

La comida del almuerzo fue bastante aceptable para ser de avión: una ensalada de arroz, pollo con una salsa cremosa y patatas estofadas, queso camembert, mantequilla, pan, agua, refresco, vino, y un pequeño bizcocho. Por desgracia, llegando a Bangkok me puse bastante mala y no pude probar el “desayuno”.

A llegar a Bangkok vimos por la ventana el tiempo que hacía. Esa banda de nubes no era que estuviera el día nublado: era una capa de contaminación que nos acompañó durante todo el viaje, y que sólo nos abandonó ligeramente cuando fuimos a visitar Ayutthaya.

Cielo de Bangkok

Cuando llegamos a las 7:00 AM, hora local, nos fuimos a buscar alguna casa de cambio para poder pagar el taxi en Bath (la moneda tailandesa). El cambio en el aeropuerto siempre es peor que en la ciudad, así que os recomiendo que cambiéis lo justo (nosotros cambiamos 100 € en el aeropuerto, y el resto en Bangkok). Hay casas de cambio en el aeropuerto, antes y después del control de pasaportes.

*Nota: en cuanto al cambio de divisas, dado que la relación Euro – Bath fluctúa diariamente, tomaré como referencia el cambio de 1 € – 40 Bath, para simplificar los cálculos y que os podáis hacer una mejor idea de cuánto cuestan las cosas. Habrá un pequeño error, pero será mínimo, y a cambio se facilitan mucho los cálculos. Así, por ejemplo: 40 Bath = 1 €; 80 Bath = 2 €; 100 Bath = 2.5 €; 400 Bath = 10 €, 1.000 Bath = 25 €…

Tras cambiar dinero, nos esperaba una impresionante cola de 45 minutos para el control de pasaportes. Tan larga, que a mi cuerpo le dio tiempo de recuperarse y activarse de nuevo. 😉

En este punto es importante comentar lo siguiente: en el avión os darán una tarjeta alargada de papel que tendréis que rellenar con vuestros datos y las fechas de llegada y salida de Tailandia. Este papel se entrega aquí, en el control de pasaportes, donde te lo sellarán y te darán un resguardo del mismo (concretamente, te dan la parte que contiene los datos de tu salida del país). Es importante que conservéis bien este resguardo de Inmigración por dos motivos: primero, porque lo necesitaréis evidentemente al final del viaje, cuando volváis al aeropuerto para abandonar Tailandia; y segundo, porque en muchos hoteles te solicitarán, además del pasaporte, este documento de Inmigración cuando hagáis el Check-In. A nosotros nos lo pidieron en tres de los hoteles en los que nos hospedamos durante nuestro viaje, e incluso en algunas casas de cambio de moneda; así que guardad bien este documento junto a vuestro pasaporte, porque os hará falta durante el viaje y al final del mismo.

control pasaportes

Al terminar, recogimos nuestras maletas y cogimos un taxi. Nuestro hotel estaba en Phra Sumen Road (cerca de Khao San Road), por lo que coger un tren no era una opción.

Había una máquina en la que tenías que coger un número y dárselo a un taxi. Este taxi no puso el “méter” o taxímetro (más adelante descubriremos que estos taxis verde-amarillos es casi imposible que lo pongan), sino que nos dio la tarifa de 500 Bath (12.50 €), precio cerrado (incluidos los peajes), para llevarnos hasta el hotel.

Ya había leído en los foros que era el precio normal, así que decidimos no discutir ya que no había más opción. Además, cuando entramos, nos encontramos con un cartel en la parte de atrás que pedía mantener silencio (entre otras muchas normas), por lo que no quisimos importunar al taxista.

taxi aeropuerto bangkok

A partir de aquí empezaba nuestro primer día en Tailandia.

DÍA 2: BANGKOK – WAT IN (BUDA DE PIE), WAT RATCHANATDARAM (PALACIO DE ACERO), WAT SAKET (MONTE DORADO), WAT SUTHAT (TEMPLO DEL COLUMPIO), KHAO SAN ROAD

ÍNDICE DEL VIAJE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s