DÍA 7: CHIANG MAI – WAT LAMCHANG, WAT CHIANG MAN, WAT CHEDI LUANG, WAT PHRA SINGH, SUAN BUAK HAAD PARK, SATURDAY MARKET

26 de Marzo de 2016

Hoy abandonamos Chiang Rai para irnos a la vecina Chiang Mai.

El autobús salía a las 9:00, así que llegamos un poco antes a la Terminal 1, que se encuentra junto al Night Bazaar (Bazar Nocturno), en el centro de Chiang Rai. En realidad, esta terminal es sólo una carpa con sillas para esperar y una caseta metálica donde comprar los billetes; la futura Terminal 1 está actualmente en construcción.

terminal 1 bus chiang rai

A las 8:50 nuestro autobús ya estaba allí. Un hombre ponía unas cintas identificativas a las maletas y te daba el justificante de entrega grapado a tu billete de autobús. Subimos al bus y nos quedamos impresionados, lo de autobús VIP era literal: unos amplísimos asientos donde poder estirarte y  aire acondicionado a la temperatura perfecta, nos esperaban al subir al bus. Durante el viaje nos dieron un botellín de agua y un paquete de galletas Oreo de chocolate a cada uno.

autobus vip chiang rai a chiang mai

A pesar de ser dos horas y media, la gran comodidad del asiento hizo el viaje muy agradable y no se hizo largo. Si soléis marearos fácilmente os recomiendo que toméis biodramina, ya que el autobús es muy bueno pero la carretera no lo es tanto y las curvas son interminables. Aún así el viaje se nos hizo ameno con las vistas de los campos de cultivo, e incluso dimos una cabezada.

CAMPOS DE CULTIVO CHIANG MAI

Todo iba ideal hasta que poco antes de llegar a Chiang Mai, una señora extranjera (con aspecto del norte de Europa) se descompuso en el baño. Lo que soltó esa señora no era ni normal… yo creo que estaba podrida por dentro. A tanto llegaba el nauseabundo olor que la azafata del autobús (sí, los autobuses VIP tienen azafatas) corrió a echar un poco de ambientador para que las pobres almas como nosotros, sentados al fondo del autobús, no muriésemos asfixiados…

Por fin llegamos a Chiang Mai. El autobús nos dejó en la Terminal 3 (Chiang Mai Arcade Bus), más lejos de lo que yo pensaba, ya que creía que nos dejaría en la Terminal 1. Al llegar no había taxis, solo tuk-tuk con ganas de sangrarte todo lo que pudieran. Además, vimos cómo cargaban las maletas por fuera y no nos hizo gracia. Con las maletas a cuestas, nos echamos a la carretera en busca de un taxi que nunca llegaba… Hasta que una furgoneta de transporte colectivo nos pitó. Paró, le explicamos el sitio donde íbamos y nos dijo que perfecto: 80 Bath (2 €) los dos, mucho más barato que si fuera un taxi.

furgoneta transporte colectivo

Nosotros llevábamos activado el GPS con el Here Maps, para saber si estábamos cerca de nuestro destino, así que cuando nos tocó bajarnos, sabíamos con certeza que era nuestra parada.

Llegamos por fin a nuestra segunda Guest House del viaje: Top Garden Boutique.

Top Garden Boutique Guest House

Había leído excelentes críticas de este lugar, el alojamiento era muy barato (55 € por tres noches), tenía WiFi, aire acondicionado y estaba bien ubicado.

Este alojamiento tuvo dos “peros”. El primero, el baño: la ducha no tenía mampara; es decir, que si te duchabas, el cuarto de baño entero se convertía en una bañera, y el agua salía con una presión ridícula que disminuía más aún si en ese momento alguien de nuestra planta estaba abriendo el grifo a la vez. El segundo: no pudimos dejar la moto aparcada dentro de la Guest House, como hicimos en Chiang Rai. Tailandia es un lugar seguro, pero no nos hacía gracia dejar la moto de alquiler toda la noche en la calle. Aún así, no le sucedió nada durante los días que estuvimos allí.

Una vez soltadas las maletas, buscamos dónde comer. Víctor, el dueño de la Guest House, nos recomendó un lugar que se encontraba cerca: Chit Chai, como un lugar donde probar auténtica comida tailandesa.  Pedimos tortilla de arroz con pollo y pad thai. La comida estaba buena, nos costó con agua y refrescos 110 Bath (2.75 €), aunque la dueña era el ser menos expresivo del universo.

Almuerzo

Tras comer, dimos una vuelta para informarnos sobre el tema de las motos. No tuvimos la suerte de Chiang Rai, donde la mujer de la Guest House se encargó de todo y nos dejó aparcar la moto allí de noche, por lo que tuvimos que investigar. Casi todos los sitios valían igual (la calle Kotchasarn Road tiene varios locales), así que optamos por el sitio más grande que vimos: Bamboo Bikes. Volveríamos a la noche a por ella, para tener así más horas de margen al devolverla (la alquilamos por 48 horas).

Nos dispusimos a visitar el centro de Chiang Mai. El casco histórico de esta ciudad está muy bien definido, ya que se encuentra dentro de un cuadrilátero perfectamente identificado en cualquier plano. Chiang Mai es muchísimo más grande que Chiang Rai y, sólo en recorrer el cuadro de lado a lado sin parar, se va más de media hora.

Nada más cruzar el puente, busqué algún sitio donde comprar un postre, algo de fruta en este caso. Me decidí por la fruta del dragón; la habíamos visto muchas veces y me llamaba la atención. Resultó ser una fruta de textura extraña y sabor bastante insípido. Miguel me abandonó y tuve que comerla sola, que para eso fue idea mía, ¡jajaja! 😛

dragon fruit

Nos dispusimos a ver algunos de sus templos (ya que tiene muchísimos por todos lados).

El primero de ellos fue Wat Lamchang. Es llamativo ver la sustancial diferencia entre un templo principal y uno que no lo es: éste estaba vacío y silencioso. Todos los templos de Chiang Mai tienen el edificio donde se encuentra Buda y una estupa al lado.

IMG_1450 Wat Lam ChangIMG_1449 Wat Lam Chang

El siguiente templo fue Wat Chiang Man. Éste sí es un templo más conocido y se notaba en la afluencia de gente.

IMG_1458 Wat Chiang Mun

Además del principal, tenía otro templo al lado, y ambos por dentro eran realmente espectaculares. Era imposible no quedarte embobada mirando a las paredes y el techo.

Wat Chiang Mun - interior Wat Chiang Mun - interior tempo principal

En el templo principal nos hizo mucha gracia que estaban haciendo un sorteo de aspiradoras… qué poco serio mezclar sorteos con la religión. 😛

En los principales templos siempre encontraréis baños (al estilo de los de la catarata de Khun Korn, que tienes que echar el agua tú para que se vayan los desechos, pero son baños al fin y al cabo). Los de este templo eran usados también por los perros para resguardarse  del calor.

perros en baño de wat chaing man

En la parte trasera de este recinto se encontraba una impresionante estupa de piedra y oro.

IMG_1477 Wat Chiang Mun

Camino al siguiente templo principal paramos en otro de los templos menores: Wat Duang Dee.

IMG_1485 Wat Duvang Dee (5)

Me resultó especialmente llamativa la decoración al estilo de las banderolas japonesas que incluso tapaban al Buda que se encontraba al fondo.

IMG_1485 Wat Duvang Dee (2)

Cuando llegamos al siguiente punto, atractivo principal de la ciudad, Wat Chedi Luang, nos encontramos con una fila interminable de jovencísimos chicos con ropas de monje.

IMG_1489 Wat Chedi Luang (2)

No entendemos tailandés, pero por los carteles y por las orgullosísimas familias que se hacían fotos con los niños, supusimos que era el final de una ceremonia de iniciación en la que esos chavales se convertirían en monjes.

IMG_1489 Wat Chedi Luang (7) IMG_1489 Wat Chedi Luang (5)

Nos acercamos sorteando a las familias para ver el famoso Chedi, cuyo tamaño impresiona en directo. Una pena que no se permita subir.

IMG_1489 Wat Chedi Luang (9)

En uno de los lados de este edificio se encuentra una colección de Budas y un Budai.

Wat Chedi Luang - budas

El último templo de la tarde fue Wat Phra Singh. Claramente éste es el templo más turístico de todos: no sólo por la cantidad de gente, sino por los carteles recordatorios de que debes llevar una vestimenta adecuada y que era el único en el que nos cobraron entrada. Había una señora hablando con otra justo delante del cartel donde decía que los extranjeros debían pagar 20 Bath (0.50 €) por persona, por lo que no lo vimos al pasar. Rápidamente otra señora, a voces, me dijo que teníamos que pagar.

IMG_1508 Wat Phra Singh (1)

En su interior encontramos a muchas personas de rodillas rezando a su enorme Buda dorado.

IMG_1508 Wat Phra Singh (4)

Pero lo que más me llamó la atención de este templo fue el hiperrealismo (hasta el punto de dar miedo) de una estatua a tamaño natural de un monje. Costaba darse cuenta de que era una estatua.

IMG_1508 Wat Phra Singh (6)

Os aconsejo dar un paseo a las espaldas del templo para ver su inmensa estupa dorada y un Buda reclinado que se encuentra en un pequeño edificio.

IMG_1508 Wat Phra Singh (10)IMG_1508 Wat Phra Singh (17)

Por hoy ya habíamos visto suficientes templos y estabamos bastante cansados. Al igual que la temperatura en Chiang Rai nos dio un respiro, en Chiang Mai volvía a hacer fuego en las calles, así que fuimos en busca de un poco de paz al Suan Buak Haad Park.

IMG_1532 Suan Buak Haan City Park (7)

Cayendo el atardecer y tras el ruidazo de la ciudad, entrar al parque era como llegar a un mundo paralelo donde la gente disfrutaba del lugar, corría y se relajaba con un silencio y un respeto impensables en un parque en España. Me sirvió para descansar un poco y desconectar.

IMG_1532 Suan Buak Haan City Park (12)

Nos fuimos en dirección a uno de los principales mercados de Chiang Mai. Sin duda elegimos los mejores días para ir a esta ciudad ya que tienen, además del Night Bazaar, el Saturday Market (mercado del sábado) y Sunday Night Market (mercado nocturno del domingo). Hoy íbamos a ver el Saturday Market.

Como veníamos del parque, accedimos al mercado por un lateral. Justo al llegar dieron las 18:00 horas. A esa hora Tailandia se para en todos los parques, mercados y lugares públicos: suena el Himno Nacional por un sistema de megafonía y todo el mundo (haga lo que haga) se detiene y guarda silencio en señal de respeto. Nosotros por supuesto hicimos lo mismo. Cuando termina el himno, de nuevo todo el mundo sigue con lo suyo. Aquí os dejo un breve vídeo que grabamos, donde podéis ver el curioso fenómeno: Himno Nacional en Chiang Mai.

Todos los mercados en Tailandia suelen estar cerca de un templo; en el caso del Saturday Market, el templo es el Wat Sri Suphan.

IMG_1550 Wat Sri Suphan (6)

En Tailandia las mujeres no pueden mirar a los ojos a los monjes ni tampoco tocarles. En este caso, además, había un cartel advirtiendo que no se permitía el acceso a mujeres a la sala de ordenación de este templo (¡viva el machismo!).

IMG_1550 Wat Sri Suphan (3)

Paseando me vino un olor dulce riquísimo y ví los gofres que hacen los tailandeses. Me apetecía muchísimo algo dulce, así que pedí uno de Nutella. Están muy buenos pero… comerás uno y tu estómago no admitirá más alimento en las próximas 12 horas (como si del pan de lembas del Señor de los Anillos se tratara).

gofre tailandés

Comenzamos a pasear tranquilamente por el mercado creyendo que sería pequeño… madre mía, ¡era infinito! Una calle inmensa de la que a su vez salían otras calles, todas llenas de puestos de todas clases y gente, muchísima gente, y cada vez más mientras más tiempo pasaba.

IMG_1572 Saturday Market(7)

En el centro del pasillo encontrábamos personas cantando. Unas solas con un equipo de música, otras con guitarra, y grupos de 4 ó 5 con instrumentos. Sinceramente se me puso mal cuerpo al comprobar que TODOS eran ciegos, porque me recordó a la película de Slumdog Millionaire, donde cegaban a los niños que cantaban bien para sacar provecho de ellos por dar más pena… No sé si sería el caso, pero no me gustó nada.

IMG_1572 Saturday Night Bazaar (1)

Cuando quisimos volver para ir a recoger la moto, comenzó el agobio. La calle no se acababa nunca, cada vez había más gente y parecía que nunca podríamos salir de allí… indescriptible.

Por fin salimos y corrimos a Bamboo Bike, donde alquilamos la moto. Había varios modelos.

alquiler de moto chiang mai

Nosotros no escogimos la Premium 125 cc de este año porque era rosa y a Miguel no le gustaba, así que escogimos una Honda Click de 125 cc en color rojo, el modelo del año pasado: error…

Al igual que la moto de Chiang Rai era nueva, ésta tenía 49.000 kilómetros y ese detalle lo pagaríamos caro… También era más barata, eso sí: 2 días nos costaron 340 Bath (8.50 €), y nos hizo un descuento de 18 Bath (0.45 €) por ser su última moto del día. Tuvimos que dejar una fotocopia del pasaporte y pagar una fianza de 5.000 Bath (125 €). Caro, pero es el precio por no dejar el pasaporte.

precios alquiler moto chiang mai

Ya con la moto en nuestro poder y con el estómago lleno a reventar, decidimos quedarnos en el hotel para descansar un poco para el día siguiente, que sería muuuuuuy movidito… 😉

Plano turístico de Chiang Mai, aquí.

Para ver más fotos de este día, pinchar aquí.

DÍA 8: CHIANG MAI – DOI INTHANON, SUNDAY NIGHT MARKET

ÍNDICE DEL VIAJE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s