RÍO DÚRCAL – CASCADA DE LOS BOLOS – ACEQUIA MÁRGENA

Provincia: Granada
Población: Dúrcal
Tipo de recorrido: Semi-Circular
Recorrido: 3.66 km
Desnivel acumulado: 544 m
Dificultad: Fácil – Moderado
Época recomendada: Verano
Fecha de realización: 18/07/2015

De nuevo volvemos a Granada para hacer un río. Descubrimos parte de él en la ruta Río Dúrcal – Peñón del Moro – Baño de Urquízar – Baño de Vacamía y hoy nos disponemos a ver la parte más alta de este río.

Al igual que en el Arroyo de los Molinos de Montefrío, hay que prepararse como llegar al punto donde dejamos el coche. Aprendidos de la experiencia, estudiamos el camino para llegar. TomTom no tiene registrada la carretera en la que dejamos el coche, pero si que aparece en Google Maps, por ello, pusimos estas coordenadas en TomTom:  37.002112, -3.567978 , y después continuamos 1.3 km más hasta el lugar donde dejamos el coche:  37.011387, -3.562184.

No hay una explanada o lugar amplio donde poder dejar el coche. Hay que aparcarlo a un lado de la carretera donde no moleste.  Nosotros lo dejamos poco después de cruzar el río.

Río Durcal - Cascada de los Bolos - Acequia Márgena (2)

Tras dejar el coche, empezamos la ruta. Subimos por la misma pista forestal en la que dejamos el coche y cruzamos un pequeño puente sobre el río.

Río Durcal - Cascada de los Bolos - Acequia Márgena (9)

Continuaremos andando por un estrecho sendero que discurre entre parcelas.

Río Durcal - Cascada de los Bolos - Acequia Márgena (12)

Poco después, entramos en el río para seguir andando por él.

Río Durcal - Cascada de los Bolos - Acequia Márgena (18)

Doscientos metros nos separan de la primera presa que produce un salto de agua.

Río Durcal - Cascada de los Bolos - Acequia Márgena (25)

No podemos continuar por aquí, así que tenemos que volver unos 20 metros atrás para subir a la acequia. Tomaremos una salida que encontramos a nuestra derecha (dejando a nuestras espaldas la presa). La subida no es especialmente sencilla, y aunque es muy corta, el último tramo resbala bastante y es empinado.

subida a la acequia desde la primera presa

Ahora caminaremos por la acequia.

Río Durcal - Cascada de los Bolos - Acequia Márgena (48)

Llegamos a la siguiente presa con un salto de agua y tras ella, nos tocará entrar de nuevo en el río.

Río Durcal - Cascada de los Bolos - Acequia Márgena (56)

Este tramo está muy cerrado por la vegetación, lo que hace un poco farragoso el avance.

zona cerrada por la vegetación rio durcal

Llegamos a la última presa que produce un salto de agua un poco más caudaloso pero tapada por la vegetación.

Río Durcal - Cascada de los Bolos - Acequia Márgena (90)

Rodeamos esta presa por su izquierda y continuamos andando. Tenemos la suerte de encontrar la Acequia Márgena abierta, lo que crea unas cataratas escalonadas muy bonitas.  Ya leí que no siempre es posible encontrarla abierta, por lo que tenemos la fortuna de poder ver este bonito espectáculo.

Río Durcal - Cascada de los Bolos - Acequia Márgena (93) Río Durcal - Cascada de los Bolos - Acequia Márgena (98)

Aún así, apenas nos paramos aquí ya que había una excursión organizada con 30 personas gritando, fumando y tirando colillas al suelo. Me enfadé tanto por el poco civismo de esa gente, que preferí irme de allí antes de pelearme.

Tras esta cascada, de nuevo el río cambia mucho y pasamos a andar por una zona encañonada que se llama Cerrada del Río Dúrcal.

Río Durcal - Cascada de los Bolos - Acequia Márgena (276)

Esta zona forma parte de la Ruta de los Bolos. Cuando andamos por ella, entendemos rápidamente por qué.

Río Durcal - Cascada de los Bolos - Acequia Márgena (127) Río Durcal - Cascada de los Bolos - Acequia Márgena (148)

Es un tramo muy pedregoso y con grandes bloques de piedra, algunos de ellos complicados de superar.

Río Durcal - Cascada de los Bolos - Acequia Márgena (143)

En este río encontramos bastante gente con perros y niños. Para personas que estén acostumbrados a la montaña, no tiene mucha complicación, pero sin experiencia y sin un calzado adecuado, puede complicarse bastante el superar este tramo.

Vimos una pareja con sus dos hijos resbalar varias veces por esta zona, con sus zapatillas deportivas de suela lisa, creando situaciones de auténtico peligro. Un mal resbalón subiendo por la piedra lisa puede hacerte un esguince o golpearte la rodilla, una mala caída puede hacer que te golpees en la cabeza… hay que tener cuidado.

Durante el trayecto vimos zonas con mucho encanto como esta pequeña poza de agua helada.

Río Durcal - Cascada de los Bolos - Acequia Márgena (158)

Al igual que hay algunos ríos en los que se podría continuar kilómetros, en éste era fácil saber donde parar: al llegar a la Cascada de los Bolos. Una bonita cascada dentro de una zona rocosa cerrada que parece una cueva.

Río Durcal - Cascada de los Bolos - Acequia Márgena (169)

Grabé un vídeo porque es el único modo de hacerse una idea de cómo es este precioso rincón del río Dúrcal.

Tuvimos la suerte de poder disfrutar un par de minutos este lugar para nosotros solos, antes de que llegara más gente.

Tras las fotos, volvimos sobre nuestros pasos hasta la Cascada de la Acequia Márgena, donde esta vez no había nadie, así que pude disfrutar más de esta maravilla fruto de la arquitectura del hombre.

Cuando llegamos a la tercera presa que encontramos a la subida (justo después de la cascada), en vez de continuar por el río, seguimos por la Acequia Márgena que sale de esta presa.

Podéis elegir si queréis andar por dentro de la misma, o por el cemento. Nosotros subimos y bajamos indistintamente.

Río Durcal - Cascada de los Bolos - Acequia Márgena (212) Río Durcal - Cascada de los Bolos - Acequia Márgena (218)

Esta parte de la ruta me gustó mucho, pero hay que avisar que se pasa por tramos en los que estamos a bastante altura, por lo que si se tiene vértigo o problemas de equilibrio, lo mejor es evitar esta parte y volver por el río.

Llegamos a un punto en el que podemos entrar por dentro de un túnel o seguir por fuera, en el waypoint que indica “elegir túnel o estrechura”.

Nosotros seguimos por fuera porque vimos el túnel tan pequeño y oscuro que ni se nos ocurrió que pudiéramos pasar por ahí. Cuando vimos que ese mismo túnel salía por el otro lado, descubrimos la doble opción.

La zona del túnel consiste en andar por la propia acequia completamente a oscuras, ya que hace curva y no se ve la luz al final. Necesitaréis una linterna para ver por donde andáis.  Es un tramo de unos 10-20 metros, por lo que la gente con claustrofobia se agobiará mucho aquí.

Río Durcal - Cascada de los Bolos - Acequia Márgena (247)

Si no tenéis tanto afán aventurero, tenéis la opción de ir por fuera de la acequia, lo cual tiene también un inconveniente, y es que es muy muy estrecho el camino. No se puede pasar con una mochila a la espalda, solo de lado y con cuidado. La gente que sea muy grande o que esté algo obesa no puede pasar por aquí.

estrechura de la acequia márgena

Tras este pequeño “tramo aventura” continuamos nuestro camino, pero os aconsejo que echéis un vistazo atrás para disfrutar de la “Cerrada del Dúrcal”, la zona encañonada por la que llegamos a la Cascada de los Bolos.

Río Durcal - Cascada de los Bolos - Acequia Márgena (250)

Cuando queda poco del tramo de acequia, pasamos por un pequeño túnel-estrechamiento, que no presenta ninguna dificultad.

Río Durcal - Cascada de los Bolos - Acequia Márgena (255)

Llegamos a un punto, señalado con un waypoint como “sendero derecha” en el que no continuamos por la acequia, sino que tomamos un sendero que baja a un riachuelo.

Río Durcal - Cascada de los Bolos - Acequia Márgena (261)

Este sendero nos deja en un arroyo por el que bajamos para unirnos de nuevo con el río Dúrcal.

Río Durcal - Cascada de los Bolos - Acequia Márgena (270)

Tras un tramo de poco más de 100 metros andando por el río Dúrcal, llegamos de nuevo al coche.

Río Durcal - Cascada de los Bolos - Acequia Márgena (275)

Justo al lado de nuestro coche, y en varios tramos de la pista forestal, hay sillas y mesas de piedra donde podéis comer.

Tardamos dos horas y media en hacer el río, por lo que podéis estar de vuelta para la hora de almorzar y no cargar con mochilas durante la ruta.

Al ser un río con bastantes visitas, ver algo de fauna es casi imposible y más un día como hoy. Aún así, encontramos vivo un insecto llamado Ninfa de Efímera del que hemos visto su muda en las piedras en otros muchos ríos.

insecto de rio

A pesar de tener más afluencia que otras rutas que hemos hecho, me gustó mucho. Es un río muy completo ya que tiene zonas de suelo liso, zonas más rocosas, cascadas y el tramo de la acequia me encantó, además, las piedras no tienen verdín, lo que facilita mucho el camino. Quizás eché de menos pozas profundas para bañarse.

En cuanto a la dificultad, una persona acostumbrada al senderismo o a hacer ríos, no le supondrá ninguna complicación, pero para niños, personas mayores o sin calzado adecuado puede volverse más complejo, de ahí catalogarlo como fácil-moderado.

Como siempre, os recomiendo que os leáis la entrada Consejos para hacer ríos, para que no viváis situaciones de peligro como las que vimos.

Para ver más fotos, pinchar aquí.

Para descargar la ruta, pinchar aquí.

ruta rio durcal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s