RUTA ISTÁN – EL COTO – EL NACIMIENTO – CAÑADA DEL INFIERNO

Provincia: Málaga
Población: Istán
Tipo de recorrido: Circular
Recorrido: 13.74 km
Desnivel acumulado: 646 m
Dificultad: Moderado – Difícil
Época recomendada: Todas menos verano (no ir después de lluvias)
Fecha de realización: 15/01/2017

Hacía tiempo que andaba detrás de hacer esta ruta, ya que después de conocer Río Verde quería saber cómo era el resto del entorno de Istán para hacer senderismo, pero siempre que me decidía a hacerla llovía y esta ruta no se debe hacer cuando llueve o si ha llovido hace poco.

El aparcamiento principal (coordenadas: 36.580750, -4.947253) estaba completamente lleno, por lo que tuvimos que dejar el coche un poco más abajo. Había una gymkana en el pueblo y había gente corriendo por todos lados.

Tras andar un poco por el pueblo, entramos al Coto o Sendero del Nacimiento: un bonito camino andando por antiguas acequias mozárabes, rodeados de árboles y vegetación.

sendero-el-nacimiento

Este paseo nos lleva hasta el Nacimiento del río Cuevas: un precioso entorno donde ver caer el agua con fuerza.

nacimiento-rio-cuevas-2 nacimiento-rio-cuevas

A partir de este punto comienza una parte bastante aburrida de la ruta, ya que andamos por carretera asfaltada y pista forestal. Aún así, hace 10 ºC, por lo que se agradece estar un poco al sol.

Al principio nos acompañan las vistas de Istán.

ruta-canada-del-infierno

Al menos el camino es más distraído viendo los almendros, que ya empiezan a estar en flor.

flor-de-almendro

La carretera termina y pasa a ser una pista forestal amplia.

Por fin, tras más de seis kilómetros y medio por camino aburrido, llegamos a la Cañada del Infierno. Es aproximadamente un kilómetro de subida en el que invertimos 50 minutos. La cañada es un inmenso pedregal en el que tenemos todo el tiempo el sol de frente.

ruta-canada-del-infierno-2

Luna sigue nuestro ritmo y va aparentemente bien.

luna-en-la-canada-del-infierno

Pero hay veces en que los bloques de piedra son tan grandes que pide un poco de ayuda.

luna-en-la-canada-del-infierno-2

Encontramos la cañada completamente seca, pero es muy probable que después de lluvias intensas lleve agua, lo que dificultaría el ascenso y sería peligroso al resbalar mucho las rocas.

En todo momento andamos por encima de las piedras, aunque de vez en cuando encontramos algunos senderos.

ruta-canada-del-infierno-3

Pero en algunos tramos hay que subir directamente por la piedra.

ruta-canada-del-infierno-4

Encontramos a mitad de la cañada un pequeño riachuelo. Poco más adelante descubrimos que no es un nacimiento natural, sino una tubería abierta.

ruta-canada-del-infierno-5

A pesar del entorno y el terreno, encontramos varios hitos que nos indican el camino, salvo uno que sí lo consideramos imprescindible, ya que la tendencia es a seguir por la derecha, y en ese caso, tenemos que subir por la izquierda.

Para facilitar el camino a quienes hagan la ruta después de nosotros, hicimos nuestro primer hito. 😛

ruta-canada-del-infierno-hito

Durante todo el tramo de la cañada hay mucha vegetación, especialmente zarzas y espinos, por lo que es fundamental ir con manga y pantalones largos para no haceros daño. Aún así, acabamos muy pinchados, y Miguel optó por ir apartándolos con uno de los bastones.

Por fin llegamos al final de la cañada y nos toca volvernos. El sendero de subida está tan cerrado por la vegetación y es tan estrecho, que una vez más no lo encontramos, así que nos decidimos a señalarlo con otro hito.

nuestro-hito

Es invierno, el sol está bajísimo, y estamos en la cara norte de la montaña, por lo que estamos completamente en penumbra. Esto no ayuda a atravesar este primer tramo de subida bastante comprometida. El sendero es muy estrecho, hay muchas piedras que cortan el camino y a nuestra derecha hay una caída más que respetable. Éste es otro de los motivos por los que no se debe hacer lloviendo o después de lluvias intensas.

ruta-canada-del-infierno-caida-comprometida ruta-canada-del-infierno-caida-comprometida-2

Os enseño un vídeo para que veáis el lugar, pero aún así no es 100 % fiel a la impresión que da cuando estás directamente allí.

Este tramo es corto, y una vez finalizado, aunque el sendero sigue siendo muy estrecho, hay mucha vegetación por debajo, lo que disminuye el efecto caída, pero nos pinchamos… Además, tenemos el sol de frente y hace el camino muy incómodo.

ruta-regreso-canada-del-infierno

Menos mal que la ruta nos deleita con bonitas vistas, como la montaña Plaza de Armas.

ruta-regreso-canada-del-infierno-2

En un punto, la montaña pasa de nuevo a ser más rocosa y atravesamos un paso estrecho. Leí mucho sobre él y he de decir que no es en absoluto peligroso; más delicado nos pareció el punto del que he hablado antes, y nadie lo mencionaba…

estrechamiento

Como podéis ver en el vídeo, es muy estrecho, pero para nada peligroso.

Continuamos bordeando la montaña y disfrutando de las vistas, aunque Luna sigue pensando que estamos muy alto y la caída es muy mala.

ruta-regreso-canada-del-infierno-4

Ojo, porque en un punto, la tendencia es a seguir recto por la pista forestal, pero debéis desviaros a la izquierda, y tomar un sutil sendero que hay al lado derecho de una puerta metálica para bordearla (os lo señalo con un waypoint).

ojo

Poco a poco vamos acercándonos de nuevo al pueblo, que nos va acompañando el resto del camino.

ruta-regreso-canada-del-infierno-5

A lo lejos vemos nítidamente, con el sol reflejado en el mar, el Peñón de Gibraltar.

penon-de-gibraltar

Hasta ahora el camino era de subidas y bajadas continuas aunque suaves, pero a partir de ese momento sería una bajada constante por un sendero muy pedregoso que me dio un buen susto por un resbalón con las piedras. No olvidéis usar los bastones.

Menos mal que este sendero desembocaba en una pista forestal mas cómoda, y ésta a su vez en la carretera que tomamos para comenzar la ruta.

ruta-regreso-canada-del-infierno-6

Ya sólo faltaba volver por el sendero del Nacimiento (El Coto) y volver al coche.

La ruta es muy bonita, pero creo que es mejor hacerla cuando el sol esté más alto (en primavera); de este modo no lo sufriréis de frente, ni pasaréis buena parte del camino de vuelta a la sombra.

La califico en cierto punto de difícil porque, aunque la primera parte es muy sencilla, la segunda parte con la subida por la cañada y el paso delicado de vuelta por la montaña, puede hacerla muy compleja para personas no acostumbradas a la montaña y con vértigo o miedo a las alturas. Además, hay mucha vegetación que araña y pincha y no dejan de ser casi 14 kilómetros, que no todo el mundo está preparado para andarlos.

Tardamos 5 horas y 45 minutos contando las paradas para fotografías y el almuerzo. El tiempo en movimiento no llegó a 4 horas.

Os dejo con uno de los múltiples petirrojos que vimos durante la ruta, el único que se dejó fotografiar.

petirrojo

Para ver más fotos de la ruta, pinchar aquí.

Para descargar el track de la ruta, pinchar aquí.

ruta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s