RUTA CANUTO DE RISCO BLANCO – ARCO DEL NIÑO

Provincia: Cádiz
Población: Los Barrios
Tipo de recorrido: Circular
Recorrido: 12.38 km
Desnivel acumulado: 901  m
Dificultad: Moderada – Difícil
Época recomendada: Cualquiera menos verano
Fecha de realización: 18/03/2017

Tras dar el paseo por la ruta de San Carlos del Tiradero, nos dispusimos a hacer el Canuto de Risco Blanco hasta el Arco del Niño.

Antes de hablar sobre la ruta, tengo que avisar que para hacerla es necesario solicitar un permiso. Se solicita al Centro de Visitantes “El Aljibe” por correo electrónico: pn.alcornocales.cmaot@juntadeandalucia.es

Para acceder a la ruta, se llega a través de una pista forestal que está abierta únicamente los fines de semana primero y tercero de cada mes. Además, el acceso se cierra al tráfico por riesgo de incendio desde el 1 de junio al 15 de octubre.

Hay que avisar también que las mascotas no están permitidas en esta ruta, por lo que Luna tuvo que quedarse en casa esta vez. Aún así esta ruta hubiera sido muy dura para ella.

Cuando hicimos la ruta de la Garganta Verde, también tuvimos que solicitar una autorización, aunque cuando llegamos allí nadie nos la pidió. En cambio, en esta ruta, nada más acceder a la pista forestal había un guarda pidiendo la documentación y tomando nota de nuestro vehículo, Nº de autorización y Nº de participantes en la ruta.

Como la ruta de San Carlos del Tiradero era circular, en el punto en que le pusimos fin comenzamos ésta.

La puerta de entrada está cerrada, pero se puede pasar por un acceso peatonal lateral.

A partir de este punto, nos esperan aproximadamente 2 km caminando por una pista forestal con desnivel positivo entre quejigos y helechos.

El camino es bonito, pero al ser pista forestal y cuesta arriba, acaba haciéndose algo pesado.

Llegamos a una intersección en la que nosotros giramos a la izquierda. El paisaje cambia completamente: ahora andamos por un sendero irregular y pedregoso, aunque también con desnivel positivo. Aún así, es de las partes más bonitas de la ruta: un bosque verde y cerrado, cruzado por un riachuelo que nos acompaña durante la subida, haciéndola más amena.

El entorno es una auténtica preciosidad.

Llegamos a un punto en el que tengo que hacer una aclaración: el riachuelo hace un  quiebro y crea una pequeña poza. En este punto hay que cruzar al otro lado y subir hacia la izquierda; el poste indica a la derecha, pero para llegar al Risco Blanco, hay que tomar el otro sentido. Lo indico con el waypoint “sendero izquierda (no seguir poste de madera)”.

La subida a partir de este punto se hace más intensa, y aunque al principio el río nos sigue acompañando a nuestra izquierda, lo perdemos pronto de vista, pasando a ser un sendero muy estrecho, a ratos bastante cerrado por la vegetación y un tanto cansado por la subida continua.

En esta parte encontramos un grupo muy grande de personas de mediana edad que, dada la complicación del terreno y el desnivel, iban bastante lentos. Nos costó bastante poder adelantarnos uno a uno y eso retrasó aún más el ascenso.

Poco a poco salimos del bosque cerrado y llegamos a un puerto de montaña (Puerto Barriga), estando rodeados de matorral bajo.

El pronóstico de hoy no era bueno. La mayor parte del tiempo estábamos bajo nubes, pero sobre todo, hacía muchísimo viento, de 25 a 50 km/hora. Esto hizo que en el puerto de montaña estuviéramos especialmente incómodos, en algunos momentos el viento llegó incluso a hacerme perder el equilibrio.

La pena de este tiempo fue que las vistas estaban muy deslucidas.

Continuaremos ascendiendo por el estrecho sendero hasta llegar a un punto en el que tenemos que girar a la derecha para subir por el cortafuegos. Viene señalado con una piedra con flechas verdes.

Al ser primavera, el cortafuegos hace un bonito contraste con el blanco de las piedras y todo el verdor y flores de alrededor.

Tras superar el cortafuegos, las vistas son muy bonitas con el embalse de Almodóvar de fondo. Una pena que el paisaje a lo lejos no se viera nítido por las nubes.

Ponemos rumbo ahora al Arco del niño. Pasamos por una zona rocosa un poco más compleja de superar, pero el resto es por un sendero fácil de seguir.

Las formaciones rocosas del Canuto de Risco Blanco son realmente curiosas.

En busca del Arco del niño, descubrimos otras formaciones espectaculares:

Un gran pasillo de piedra, que rodeamos por su lado derecho (no es recomendable pasar por dentro por ser muy peligroso).

Tras rodearlo llegamos al Túnel de Piedra, un impresionante formación. Nosotros lo rodeamos también por la derecha, pero un grupo chavales y chavalas (bastante más aventureros) pasaron por dentro (no sin antes gritar mucho por la peligrosidad del tramo).

Como podéis oír en los vídeos, el aire era tremendo.

Y por último, una inmensa pirámide de piedra.

Ya sólo nos quedaba encontrar el Arco del Niño, lo cual no fue tarea fácil. Bajamos por un sutil sendero que se formaba entre el matorral bajo, sin perder de vista el plano en el móvil (nuestra única referencia para saber dónde se encontraba exactamente). Cuando estábamos más o menos a su altura, giramos a la izquierda.

He de avisar que el Arco del Niño no se ve desde lejos (a pesar de que es inmenso), porque está dentro de una especie de “patio” de piedra.

La mejor forma de hacerse una idea de lo inmenso que es el Arco del Niño es compararlo con una persona. Yo mido 1.73 m.

Aprovechamos para almorzar aquí por estar más resguardados del viento. Aún así, por el viento, estábamos a 15 ºC, por lo que comimos rápido y nos fuimos.

A la salida del Arco del Niño vimos un sendero que discurría pegado a la roca y volvimos por aquí. El único inconveniente de este camino es que acaba pasado por encima de una escorrentía y resbala (fue el motivo por el que, a la ida, no creímos que se pudiera llegar al Arco del Niño por aquí).

Volvimos sobre nuestros pasos y ahora, en vez de volver por el cortafuegos, cerramos el círculo por la izquierda. Aunque hay un hito que indica el camino, la verdad es que el sendero no es claramente visible hasta 100 metros más adelante. A nosotros nos costó encontrarlo, es por ello que indico con un waypoint “izquierda en el hito, no se ve sendero”, y por lo que el track hace un pequeño pico (hasta que por fin lo encontramos).

El sendero discurre en su primera parte por una zona de matorral bajo y rodeados aún de algunas formaciones curiosas.

A la izquierda dejamos la gran mole del Risco Blanco, que me recuerda al camino de vuelta de la ruta Tajos y Torcales de la Sierra de Abdalajís.

Poco a poco el paisaje cambia y entramos en un precioso bosque de alcornoques.

Tras este bonito tramo, comenzamos a cerrar el primer círculo de la ruta andando por pista forestal.

Este camino nos lleva al punto donde al principio de la ruta giramos a la izquierda para subir al lado del río. Tras unos poco metros, en vez de seguir recto, tomamos una salida a la izquierda para hacer el segundo círculo de la ruta.

Igual que dije que la primera parte de la ruta era un poco aburrida por ser una pista, la segunda parte es mucho más bonita: un bosque de quejigos y riachuelos.

En esta zona volvemos a encontrar un grupo muy grande de personas con edades muy heterogéneas, pero que al ir haciendo muchas paradas, pudimos adelantar sin dificultad.

En este tramo me deleité con la cantidad de helecho macho peludo y de hiedra que había en los árboles, parecía un bosque mágico…

Durante toda la ruta hay muchas escorrentías y riachuelos, pero sobre todo en esta parte pasamos algunos tramos que eran auténticos barrizales. Es por ello que las botas impermeables y con buen agarre son imprescindibles.

Este sendero nos deja en el mismo portón donde comenzamos la ruta.

La ruta es una verdadera preciosidad. Los bosques de alcornoques y quejigos rodeados de musgo son una maravilla y las formaciones rocosas del Risco Blanco son espectaculares, pero he de admitir que es una ruta dura. Aparte de ser más de 12 km, la ruta tiene bastante desnivel, zonas rocosas que resbalan y el viento (tan común en Cádiz) se nos hizo muy incómodo.

Os dejo con parte de la flora del lugar.

Os recomiendo leer la entrada Consejos para hacer senderismo.

Para ver más fotos de la ruta, pinchar aquí.

Para descargar la ruta, pinchar aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s