BARRANCO BLANCO – RÍO ALAMINOS (2017)

Provincia: Málaga
Población: Alhaurín el Grande
Tipo de recorrido: Lineal
Recorrido: 1.40 km
Desnivel: 97 m.
Dificultad: Moderado
Época recomendada: verano
Fecha de realización: 27/05/2017

Este año vamos a visitar de nuevo alguno de los ríos que hicimos hace tiempo con entradas antiguas hechas a mano. Ahora que tengo medios, las grabo con el móvil mientras las hacemos.

En este caso, volvemos a uno de las joyas de Málaga: Barranco Blanco. Por desgracia, se ha convertido en un hervidero de gente; gente que a veces no sabe ni dónde va.

Nos encontramos con un par de parejas, vestidos en plan pijo, que decían que querían ver Barranco Blanco… les dijimos que no les veíamos ataviados para ver la zona. Aún así uno de ellos, muy valiente, se adelantó a nosotros. No había llegado a la primera poza cuando ya se dio cuenta de que no podría seguir…

El problema de que haya tanta gente no es sólo el trastorno que supone para las especies que allí viven, sino que la gente no es respetuosa con el entorno y acaban dejando todo lleno de basura (vimos a familias cargando con neveras para ir a hacer el río). Es por ello que, de unos años a acá, no se permite el paso de vehículos a motor del 1 de Junio al 15 de Octubre. El tramo desde donde no se puede pasar hasta donde comienza el río es de más de 2 kilómetros. Es una medida disuasoria para que la gente no lleve toda la comida hasta allí y evitar que después dejen los restos.

Nosotros fuimos en Mayo, así que pudimos bajar, y aún así el aparcamiento ya estaba llenísimo a las 11:30 de la mañana.

Aparcamos el coche y pusimos rumbo al río. Aviso que hay mucha gente, da igual la parte del año en la que vayáis, así que no podéis esperar una ruta tranquila y silenciosa. Tanto en el aparcamiento como en el desvío donde comienza la ruta, vuelven a hacer hincapié en que te lleves tu basura de vuelta.

En cuando tomamos el sendero que aparece a nuestra derecha, escuchamos el sonido del río.

El agua cristalina y las algas del fondo le dan un aspecto de cuento a las pozas.

En este río hay tramos en los que puedes andar por fuera del río por un sendero que discurre paralelo a él, y otros tramos en los que hay que entrar por el agua sí o sí. En algunas partes depende de lo que quieras complicarte la vida o mojarte, ya que puedes andar por la piedra (aunque es caliza, está inclinada y con el calzado mojado resbala) o andar por el río (aunque el agua está muy fría).

Pronto llegamos a uno de los dos puntos claves de la ruta. Una poza preciosa, muy honda y CONGELADA.

Una vez más, podéis elegir: o pasar nadando por ella, como hago yo.

O complicaros un poco más la vida para no mojaros, como hace Miguel. Para ello, hay que pasar este tramo como buenamente podáis por la piedra de la izquierda.

Muy cerca de esta poza se encuentra la siguiente, que pone fin a la mini-ruta. En ella hay una pequeña cascada al fondo.

El lugar es una auténtica maravilla.

El agua es totalmente transparente, lo que hace que se vean las piedras del fondo con mucha nitidez.

Esta paz y tranquilidad dura apenas unos segundos para la foto. Después comienza a llegar más gente y nos vamos. Emprendemos el camino de vuelta por el mismo camino. Una vez más, Miguel pasa por las piedras.

Y yo por dentro del agua. Os dejo un vídeo grabado desde dentro de la poza.

A pesar de la cantidad de gente, logro hacer una foto a una adorable ranita.

En una hora terminamos el río. Al volver al coche, vimos un vehículo todoterreno de la Guardia Civil, lo que significa que controlan la zona y que ir con el coche hasta allí, durante el período en el que no se puede pasar con él, es arriesgado.

A la vuelta por la pista forestal antes de llegar a la carretera, por delante nuestra se cruzó una mamá perdiz con sus por lo menos diez polluelos, que se internaron corriendo en el bosque. Miguel se bajó del coche para hacerles unas cuantas fotos.

Cuando me las enseñó en la cámara, yo no veía absolutamente nada; el plumaje de los polluelos se mimetiza perfectamente con las hojas. Él juraba y perjuraba que había muchos, y yo que no los encontraba… XD Y sí, sí que estaban. Hasta 5 aparecen en esta foto, difíciles de ver a simple vista. 😛

Os recomiendo leer la entrada: Consejos para hacer ríos.

Para ver más fotos, pinchar aquí.

Para descargar la ruta, pinchar aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s