MOLLINA – MUSEO DE BELENES

Nos dispusimos a hacer un plan 100% navideño: visitar un Museo de Belenes y continuar con la visita al pueblo.

Hacía poco más de un mes que se había abierto este museo, por lo que estaba muy solicitada la visita. Sabía que encontraría gente, pero sinceramente se superaron extraordinariamente mis expectativas.

El museo no tiene aparcamiento propio, por lo que tendréis que dejar el coche en las calles del polígono en el que se encuentra (coordenadas: 37.116866, -4.668677).

Es un edificio completamente nuevo y moderno. La entrada cuesta 6 €; puede parecer cara, pero os aseguro que merece la pena. Nosotros compramos las entradas en su web, y si vais a ir en Navidad es lo más recomendable ya que está muy solicitado.

Tiene 7 salas expositivas, más de 60 belenes y más de 1.000 figuras.

Al llegar, te dan una moneda que debes meter en el torno para poder pasar. Al no tener plano del museo, andábamos un poco perdidos, así que entramos en la primera sala que apareció a nuestra derecha. Resultó ser la sala 7, la última de todas, comenzando la visita al contrario de lo que deberíamos.

Nada más ver el primer diorama nos quedamos fascinados, y toda esta sala era del mismo estilo. Uno de los más llamativos, aunque no tuviera muchas figuras, fue la obra “El Regreso” de José María Rebé, donde observamos con todo detalle una estampa de pueblo de San Sebastián.

Esta sala está formada por belenes compuestos de varios planos y con mucha profundidad. El estar la sala a oscuras y ver tantísimo detalle en las obras te deja embelesado. Me gustó mucho la obra: “Adoración de Pastores en el circo romano de Tarragona” de la Asociación de Pesebristas de Tarragona, por cómo jugaron con las luces y sombras para conseguir aún más profundidad.

Esta escenografía llamada: “Adoración de pastores, las tres edades el hombre” de José Antonio Jurado, está inspirada en los paisajes de Vélez-Málaga.

Uno de los que más me gustó, a pesar de su aparente simplicidad, fue un diorama que, según escuchamos al guía de un grupo, era el único completamente gris. Sin duda parecía ser un pueblo real hecho miniatura. Está basado en Roda de Ter (Barcelona), de donde proviene, pues es obra de la Agrupación de Pesebristas de Roda de Ter.

Absolutamente todo estaba cuidado hasta el más mínimo detalle: las caras de los personajes, las viviendas, las plantas, los animales…. todo era hiperrealista.

De aquí pasamos a la sala central que hacía de distribuidor del resto de las salas. En esta se encontraban las obras más grandes. Todas ellas merecen ser estudiadas al detalle para disfrutar de ellas.


Algunas curiosas, como la obra “Los dos Papas”, en la que el Papa Benedicto XVI y el Papa Francisco presencian una escena del Nacimiento.

También curiosas eran las representaciones de los belenes según los países.

Hasta ese momento, habíamos podido disfrutar del museo con relativa calma. Había gente pero se podía disfrutar de las obras. De repente, apareció una marabunta de personas dando voces: tres autobuses, dos de personas mayores y uno de gente de todas las edades, irrumpió en el museo. A partir de entonces todo eran empujones, voces, esperas y colas para ver las obras, por lo que me costó muchísimo poder disfrutar de los dioramas… Llegó un momento el que estaba tan agobiada que dejé de hacer fotos a todas las obras y sólo fotografié las que me resultaban más llamativas.

Así fue como llegamos a la sala 1, llamada también la sala de la cueva, ya que los dioramas estaban representados dentro de una habitación que imita a una cueva. Esta obra posee 343 figuras (en las que se invirtieron 6 años de trabajo) y necesitó un año de planificación y montaje.

En ella podemos ver mediante ocho escenas: la Anunciación a María, la visita de su prima Isabel, el empadronamiento, la petición de posada, el nacimiento con la adoración de los Reyes, la anunciación a los pastores, la huida a Egipto y el taller de Nazaret.

Os recomiendo que busquéis el Peñón de los Enamorados entre los múltiples detalles de la obra.

La siguiente sala, la sala 2, estaba compuesta por pequeñas obras enmarcadas en una sala a oscuras. Había algunas realmente curiosas como “Adoración de los Pastores” de Jacint Cadevall, claramente catalana por las barretinas de sus figuras. Otras, como “Nacimiento en la bodega” de Manuel Ramírez Santos, inspirada en Andalucía en unas bodegas de Jerez de la Frontera. Y “La Huida” de Francesc Camprodon, que por su fondo, sus colores y su estética parecía un cuadro.

Las que más me gustaron de esta sala fueron, por un lado, la preciosa Anunciación de María sentada en la casa Batlló de Gaudí, sobria pero con una composición que me enamoró.

Y por otro lado la “Presentación de Jesús en el Templo” ambientada en un ala lateral de la cruceta de la Catedral de Burgos, de Manuel Font Gómez.

Salí de esta sala realmente nerviosa, pues un hombre mayor se ponía delante de los dioramas con los brazos delante de ellos y tapando los paneles informativos, lo que impedía verlos. Cuando se encontraba delante de uno de ellos, no pude ni hacerle una foto a la obra porque me echó de mala manera y me dijo que me esperara a que terminara… Supongo que pensaba que las obras las puede disfrutar solo él, o que iban por turnos…

Agobiada con tanta gente pasé a la siguiente sala, la sala 3, que estaba un poco más despejada. De nuevo los dioramas eran grandes y permitían verse desde varios ángulos, por lo que varias personas podían verlos a la vez.

Al igual que en la sala 7, las obras eran muy profundas, y podías observar mil detalles. Sin duda, lo que más me gustó de esta sala fue la calidad de algunas de sus figuras: cómo el niño Jesús mira a María, los impresionantes detalles de la cara de la señora mayor o los adorables cachorros de perro.

De nuevo volvimos al agobio total. Una fila interminable y muy muy lenta se formó a la entrada de la sala 4, una de las más espectaculares puesto que es la más alargada de todas.

Esta escenografía de Vicente Rodríguez Giménez muestra escenas y monumentos típicos de Andalucía.

De Cádiz vemos, entre otros monumentos, el famoso pueblo Setenil de las Bodegas.

Málaga vino representada entre otros monumentos por el Torcal de Antequera y el Tajo de Ronda.

Córdoba y su Torre de la Malmuerta.

4. Museo de Beles de Mollina - Sala 4 (39)

Como no podía ser de otro modo, Granada estaba representada por su Alhambra.

Jaén estaba representada entre otros monumentos por el Arco de Villalar de Baeza.

Y Almería con su inmensa alcazaba.

Huelva y Sevilla también estaban representadas, pero no con monumentos que nosotros conociéramos, por lo que nos costó identificarlas.

La sala 5 era una mezcla de estilos. Desde algunos belenes representando monumentos tan famosos como el Teatro Romano de Cartagena, a espectaculares paisajes de los pueblos italianos, o escenas íntimas y llenas de encanto dentro de una casa colgada de Cuenca.

La última sala que vimos fue otra enorme y abarrotada. La sala 6 giraba en torno a una escenografía circular donde viajábamos por las historias principales de la Biblia.

Vimos la Torre de Babel, Adán y Eva, Caín y Abel, el Arca de Noé…

David y Goliat, Moisés con las Tablas, Abraham y su hijo, el Nacimiento de Jesús…

La Anunciación a los pastores, Jesús Crucificado, la resurrección de Lázaro, el juicio de Jesús frente a Poncio Pilatos… y otros muchos que seguro que nos dejamos atrás.

Así finalizó la visita a las salas expositivas de los belenes. A las afueras podéis ver el interior de una casa de pueblo antigua, almazaras y tinajas inmensas.

Sin duda, el museo me encantó: es una maravilla, todo está nuevo y todos los belenes son preciosos; el único inconveniente fue la novedad, porque al haberlo abierto hace poco estaba masificado, y más aún en fechas próximas a la Navidad. Está abierto todo el año, así que os recomiendo ir a verlo lejos de las fechas navideñas.

Estuvimos dos horas completas para visitarlo, pero en la página web dicen que la duración de la visita estimada es de hora y media; supongo que depende de la cantidad de gente que haya, cuánto os paréis a mirar los detalles y si os leéis todos los paneles informativos o no.

Aquí os dejo su web con los horarios y tarifas: Museo de Belenes.

Como llegamos a las 10:00, aprovechamos para ver también el pueblo de Mollina. Es pequeño y apena tiene tres monumentos reseñables que ver.

Por un lado, la Iglesia de Nuestra Señora de Oliva.

Iglesia del Siglo XVII y ampliada por última vez en 1897. Tiene planta basilical distribuida en tres naves separadas por pilares con arcos de medio punto, cubierta de artesonado de madera y bóvedas de arista a los laterales.

En la nave central hay cuadros a ambos lados de lo que pensé que eran los doce apóstoles, pero solo encontré 10 cuadros… No sé si los otros dos estaban en otro lado que no fuera allí.

Tenía una amplia colección de imaginería en la que destacaba San Francisco de Asís por  el detalle de sus manos, y la propia Virgen de la Oliva en el camarín central del altar mayor.

Muy cerca se encuentra el Ayuntamiento de Mollina: un edificio grande y moderno.

Ya a las afueras, en las coordenadas 37.148311, -4.682200 se encuentra el Castillo de Santillán.

El Castellum de Santillán o Castillo de Santillán cuenta con una extensión de 1.400 metros cuadrados en dos fases constructivas diferentes.

La primera fase de esta construcción corresponde a los siglos I y II de nuestra era y la forman una serie de estancias articuladas en torno a dos grandes habitaciones rectangulares. La villa constituía la vivienda de una familia de clase dominante. El segundo nivel data del siglo tercero. Éste se levantó después de haber arrasado el antiguo, ya que las necesidades defensivas aconsejaban el amurallado del entorno. Se levantó sobre un plano cuadrado de 24,5 metros cuadrados, rematado en sus esquinas con torres cuadradas.

Y así finalizamos la visita a Mollina y su Museo del Belén. Un plan 100 % recomendable.

Sólo he hablado de algunos de los belenes, pero para verlos con más detalle os recomiendo ver el álbum web.

Visita realizada el 09/12/2017

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.